EL DÍA QUE TODO CAMBIÓ

Nuestro proyecto pretende dar visibilidad a la diabetes tipo 1 y sus necesidades. El proyecto abarca un libro de testimonios en primera persona sobre la diabetes tipo 1, (pacientes, familiares, amigos, profesionales); un foro: http://www.tuvidacondiabetes.es/ ; este blog; charlas informativas, y un documental que pronto compartiremos con todos los lectores. Gracias por estar aquí y compartir esta dulce experiencia.


viernes, 17 de febrero de 2017

Inmaculada Rojo y Mercedes Fernández, enfermeras educadoras en diabetes del hospital de día de pediatría del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres

Hoy dedicamos esta entrada en el blog a quienes han sido nuestros ángeles de la guarda, y lo siguen siendo para tantos niños con diabetes tipo1 en Extremadura, Inmaculada Rojo y Mercedes Fernández.

Hasta ahora pensábamos, en nuestra inocencia, que todos los niños y niñas que debutaban con diabetes, tenían rápidamente a su lado, al igual que nuestras hijas y nosotras, unas enfermeras maravillosas que les ofrecían educación diabetológica y toda clase de recursos psicológicos y humanos para sobrevivir al momento y para poder marcharse a casa con un bagaje suficiente como para poder emprender una vida nueva junto a la diabetes. Aunque sabíamos la suerte que habíamos tenido, no ha sido hasta que ha pasado el tiempo, cuando hemos visto que esto no es así en todos los casos, y entonces sí que hemos sido conscientes y nos hemos dado cuenta de la enorme fortuna que vivimos al tener a nuestro lado a Inmaculada Rojo y a Mercedes Fernández. Nos atrevemos a decir que tuvimos a dos enfermeras excepcionales. No, no nos vamos a cansar nunca de repetirles: Gracias, mil gracias.

Sí, aunque intuíamos que tuvimos suerte, no éramos del todo conscientes del enorme papel que juegan estas dos personas con su alta formación y humanidad en nuestra Unidad de Diabetes del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. Pronto te das cuenta de que nuestro caminar con la diabetes no sería igual, es más sería totalmente imposible. Las enfermeras educadoras en diabetes, como es su caso, son el pilar fundamental donde se sostienen las Unidades de Diabetes, y las que permiten que los médicos puedan hacer realmente su trabajo. No, no todos los niños y niñas que debutan con diabetes tipo1 son tan afortunados como los que lo hacen en nuestro hospital. Inmaculada y Mercedes no son solo enfermeras, son psicólogas, madres, amigas, hermanas, confidentes, consejeras, pañuelos de lágrimas, vientres acogedores del dolor de las familias, oídos atentos, corazones abiertos... eso no se estudia en la universidad. Eso viene dado en la persona. Entonces ¿Cómo es posible que haya una conjunción tan perfecta como el tandem que forman estas dos inmensas profesionales? Cosas del destino y en Cáceres, estamos de suerte.

Inmaculada Rojo y Mercedes Fernández, son las que iniciaron junto al doctor Javier Arroyo este caminar de nuestra unidad de diabetes del Hospital San Pedro de Alcántara. Ahora trabajan sin parar junto al doctor Buitrago, otro inmenso profesional, habiendo hecho este equipo de nuestra unidad de diabetes pediátrica, uno de nuestros mayores orgullos cuando nos movemos fuera de nuestra comunidad. Son conocidas y apreciadas en la comunidad médica, pero mucho más entre las familias de hijos e hijas con diabetes, ya que estas familias han depositado en este equipo toda la confianza que se necesita para poner un hijo o hija en sus manos. No hay una sola persona que nos haya contado un solo detalle amargo por parte de Mercedes o Inma. Todo son emociones contenidas y agradecimiento. Por eso ellas prologan nuestro libro y ocupan un lugar fundamental en nuestro proyecto.

En nuestro caso personal, ¿qué decir?. No solo fueron enfermeras, hicieron hasta de Reyes Magos, aunque quizá ellas no se acuerden, pero nosotras sí. Ya hemos dicho, estábamos solas y ellas no dejaron escapar ningún detalle. Nos cuidaron hasta en los detalles más pequeños. Hasta traer regalos para las niñas. Estas cosas no se olvidan jamás.

Nuestro agradecimiento personal y les mandamos también el que nos envían las familias de los hijos e hijas con diabetes de Cáceres. Con mucho cariño: Gracias.

6 comentarios:

  1. Grandes personas que iluminan a muchisimo niño que se encuentran en una situacion nueva y dificil, personalmente le estoy muy agradecido ya que hace 9 años yo fui uno de esos niños que fueron educados para el dia a dia de un diabetico

    ResponderEliminar
  2. Grandes profesionales, grandes personas y enorme la labor que realizan siempre volcadas en los niños diabéticos y sus familiares para hacerles mucho más sencillo el camino

    ResponderEliminar
  3. Excelentes profesionales y mejores personas sin olvidar al mejor y endocrino al que estare toda la vida agradecido Jesus de buitrago
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar