EL DÍA QUE TODO CAMBIÓ

Nuestro proyecto pretende dar visibilidad a la diabetes tipo 1 y sus necesidades. El proyecto abarca un libro de testimonios en primera persona sobre la diabetes tipo 1, (pacientes, familiares, amigos, profesionales); un foro: http://www.tuvidacondiabetes.es/ ; este blog; charlas informativas, y un documental que pronto compartiremos con todos los lectores. Gracias por estar aquí y compartir esta dulce experiencia.


lunes, 17 de julio de 2017

Maribel Corral Solís. Educadora en diabetes del Hospital Ramón y Cajal de Madrid

Nunca nos cupo ninguna duda sobre la importancia de la educación diabetológica, pero el énfasis en esta tarea nos lo dio un día un especialista endocrino cuando, al entrevisarlo, le preguntamos hasta qué punto consideraba  importante la ayuda del personal auxiliar de educación diabetológica. Él nos contestó: "¡¿Auxiliar?, no es auxiliar, es fundamental!". A partir de ahí todos los especialistas  a los que hemos entrevistado han coincidido en esta respuesta. En definitiva, una respuesta que nosotras podríamos resumir en: "Sin ti no soy nada".
Una de esas personas que se dedican a esa labor fundamental de la educación diabetológica es Maribel Corral Solís, enfermera educadora en diabetes en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, a la que hemos entrevistado en nuestro libro. Al comenzar a hablar con Maribel, nos dimos cuenta rápidamente de la pasión con la que nos explicaba su labor diaria. Nos describió, entre otras cosas, diferentes casos anónimos de personas con diabetes que se encontraban con problemáticas distintas: sociales, físicas, económicas o la mezcla de todas ellas, y que hacían que el enfoque del tratamiento fuera verdaderamente complicado y difícil. Ella entiende que la clave es la empatía y que con ella se consiguen grandes logros. Quedamos gratamente impresionadas con su experiencia y entrega y  nos dio una visión más completa de cómo trabaja una educadora de pacientes adultos, que es una labor diferente a la que se realiza con los niños, aunque en ambas, esa empatía se haga absolutamente imprescindible. Los pacientes adultos tienen vidas ya establecidas y los cambios y las novedades que surgen con el debut son difíciles de asumir para ellos, en la mayoría de los casos. A Maribel no parece que le puedan las dificultades,  habla con emoción de su trabajo, y también de las satisfacciones que le dan sus pacientes con diabetes, que según ella, son los que la han hecho sentirse más valorada. Escucharla fue un placer.  Ha sido una gran suerte para nosotras contar con personas como ella, de su valía y entrega. Enhorabuena por tu trabajo y muchísimas gracias por estar en nuestro proyecto. Gracias, Maribel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario